Páginas vistas en total

lunes, 24 de abril de 2017

Renunciar a la culpa

Llega la noche, hora de dormir, de hacer ejercicios de felicidad.

Este ahora es el momento perfecto para seguir con mis ejercicios de renuncia. Renuncio a la necesidad de culpar a otros o a mí misma por las cosas que hice o dejé de hacer, por lo que tengo o no tengo, por lo que siento o he dejado de sentir... Asumo la responsabilidad de mis acciones, pensamientos y emociones, sin flagelarme ni vanagloriarme... Solo suelto la culpa.

24 de abril de 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario